Preguntas más frecuentes

Hemos intentado contestar el mayor número de preguntas frecuentes o hacer referencia a otras fuentes de información que puedan servir de ayuda.

¿Qué diferencias existen entre el filtro exento de silicona y el filtro estándar?

Los filtros exentos de silicona se utilizan en aplicaciones en las que bajo ningún concepto puede entrar silicona en el aire comprimido del cliente. Normalmente, este es un requisito de los sectores relacionados con la pintura (por ejemplo, pintura para automoción, pintura metálica y pintura para aeronaves) y determinados dispositivos electrónicos. El motivo es que, en ciertas aplicaciones como las de pintura por spray, las siliconas provocan serios problemas, por ejemplo, ampollas, deficiencias en la adhesión y cráteres.


Nuestros filtros estándar no cuentan con ningún tratamiento especial, por lo que pueden contener siliconas debido al uso de determinados componentes. Es por ello que disponemos de una gama de filtros exentos de silicona que constan de piezas libres de estos compuestos (lo cual no significa que las siliconas se hayan filtrado). Para poder estar "exentos de silicona", los cartuchos y las carcasas de los filtros se fabrican en una sala limpia. Asimismo, se somete a todos los componentes de las carcasas y los cartuchos a un tratamiento especial (certificado) con el que se garantiza que estén totalmente libres de siliconas. Todos los filtros reciben la certificación de exención de silicona garantizada, también denominada "compatibilidad con pinturas", del instituto Fraunhofer.


¿Qué diferencia existe entre los cartuchos de los filtros embridados y de los filtros roscados?

Los filtros embridados cuentan con varios cartuchos, mientras que los roscados solo incluyen uno por filtro. Además, los cartuchos de los filtros embridados disponen de una rosca adicional para fijarlos al cabezal, mientras que los de los filtros roscados solo tienen juntas tóricas dobles para colocarlos.

Supuesto: el rango óptimo de funcionamiento para el filtro es de entre el 80 % y el 120 % del caudal nominal. ¿Es cierta esta afirmación?

No, el caudal nominal de los filtros es el mismo valor de caudal máximo (el 100 %). Si el caudal supera el valor nominal (p. ej., el 120 %), no se garantiza que el producto funcione. Los caudales menores (p. ej., del 80 %) no suponen problema alguno: el rendimiento (caída de presión y eficiencia) será superior al del caudal nominal. En otras palabras: el filtro debe utilizarse, como máximo, al valor nominal, no a ningún valor superior.

La concentración de aceite de salida de un VT (0,003 mg/m3) parece ser del mismo orden que la de una combinación G-C (0,008 mg/m3). ¿Es correcto?

No. La concentración de aceite de salida de una combinación de filtro G-C es de 0,008 mg/m3 de aceite en líquido y aceite en aerosol; la combinación G-C no filtra ningún vapor de aceite. Por consiguiente, la concentración total de aceite posterior de una combinación G-C es superior debido a que contiene vapor de aceite. El contenido de vapor de aceite puede ser entre 10 y 100 veces superior (en función de la temperatura del aire) que el contenido de aceite aguas abajo y, por tanto, hace que la concentración total de aceite supere el valor de la clase de pureza 1. Es por ello que designamos la clase 2 de aceite en una combinación G-C.

Puesto que las combinaciones G-C no filtran ningún vapor de aceite, se necesita un filtro de carbón activo (V) o una torre (VT) para garantizar la clase 1 de contenido total de aceite, esto es, < 0,01 mg/m3 (en nuestro caso, el contenido total de aceite aguas abajo de un VT es incluso inferior: 0,003 mg/m3).

¿Qué clase ISO de aceite tiene un filtro G?

La clase ISO de aceite es la suma de los contenidos de vapor de aceite y aerosol de aceite. En la hoja de datos solo se publica el valor de arrastre de aceite en aerosol (0,008 mg/m3), el cual permanece constante (aproximadamente) durante toda la vida útil del filtro.

El contenido de vapor de aceite puede variar considerablemente a lo largo de la vida útil del filtro y depende de la antigüedad del aceite del compresor que se utilice y de la temperatura de los gases. Para garantizar la pureza del aire del cliente y teniendo en cuenta que es necesario sumar el contenido de vapor de aceite al contenido de aerosol de aceite, se designa a las combinaciones G-C con una clase de calidad 2 (< 0,1 mg/m3) con respecto al aceite.

¿Qué relación existe entre las clases ISO de la norma ISO 8573-1 y el rendimiento de los filtros?

El rendimiento de los filtros se comprueba conforme a las normas ISO 12500-1 (aerosol) e ISO 12500-3 (polvo) para filtros independientes. Estos datos se publican en el folleto y la hoja de datos técnicos en forma de arrastre de aceite (mg/m3) y eficiencia de recuento del polvo (%). Medir el rendimiento de un filtro independiente permite compararlo directamente con los filtros de la competencia sometidos a comprobaciones conforme a las pertinentes normas ISO.

No obstante, en la práctica (casi) ningún filtro se utiliza de forma independiente. Por tanto, se aplica la norma ISO 8573-1 para calcular la clase de pureza del aire de la instalación completa de aire comprimido, incluidos los secadores y la batería de filtros. En el catálogo de los filtros se muestran ejemplos de las instalaciones más habituales.

¿Por qué instalar un VT justo tras un secador? ¿Qué finalidad principal tiene el hacerlo? Antes de un V/VT, ¿es necesario siempre colocar un secador? ¿Bastaría con una unidad G/C?

El aire de admisión del V/VT debe estar totalmente seco para evitar la adsorción de agua en el carbón activado. La adsorción de vapor de agua disminuye la capacidad disponible para adsorber vapor de aceite, por lo que, de producirse, podría reducirse la pureza del aire y acortarse la vida útil. Es por ello que siempre recomendamos instalar un secador delante de un V/VT.

¿Por qué ha dejado de mencionarse la expresión "filtra hasta 0,1 µm"?

Se trata de una terminología errónea que data de la época en la que los mecanismos de filtración aún no se comprendían en su totalidad. Entonces se pensaba que los filtros coalescentes de aceite funcionaban a modo de cribas: las partículas de mayor tamaño eran más grandes que los poros del medio filtrante y, por consiguiente, se retenían en la superficie de dicho medio. Así, cuanto menor era el tamaño de los poros, más pequeñas eran las partículas encontradas aguas abajo y los filtros se denominaban en función del tamaño máximo de estas partículas aguas abajo; por ejemplo, al filtro C, más fino, se lo denominaba ""filtro de 0,1 µm"" y al G, de mayor abertura, se lo conocía como ""filtro de 1 µm"".

No obstante, lo que realmente ocurre no es tan sencillo. Los poros de nuestros medios filtrantes de fibra de vidrio son de un tamaño muy superior al de las partículas, por lo que se producen diferentes mecanismos de filtración en función de las colisiones y la adhesión de diminutas gotas de aceite a las fibras. Estos mecanismos de colisión son la impactación por inercia, la intercepción y la difusión, cada uno de los cuales funciona con un determinado intervalo de tamaños de partículas.

Dicho de otro modo, nuestros filtros G y C funcionan con el espectro completo de tamaños de partícula y, por consiguiente, es erróneo designarlos filtros de 0,1 o 1 µm. En lugar de ello, los denominamos en función de la correspondiente concentración total de aceite observada aguas abajo: un filtro G se indica como ""filtro de 70 μg/m3"" y uno C, como un ""filtro de 8 μg/m3"".

¿Por qué no aumenta el valor de caída de presión de un filtro V durante el transcurso de su vida útil?

Los V y VT son filtros de carbón activo. El carbón activo es carbón en forma de gránulos, polvo u otras formaciones que se ha ""activado"", es decir, que cuenta con millones de poros microscópicos. Los filtros de carbón activo eliminan los vapores orgánicos (moléculas pequeñas) del sistema de aire comprimido capturándolas en el interior de los poros de los gránulos o el polvo de carbón. Dado que estas moléculas quedan atrapadas dentro de los gránulos o el polvo y no en los espacios que quedan entre estos, la circulación de aire tiene lugar principalmente alrededor del carbón activo, con lo que no se produce obstrucción adicional del flujo del aire durante el funcionamiento del filtro y no se incrementa la caída de presión en este.

Sin embargo, llegado cierto momento, todos los poros se llenan por completo de aceite y no puede atraparse más vapor de aceite. Cuando esto ocurre, el nuevo aceite que llega se limita a atravesar el V/VT, por lo que se hace necesario cambiar el cartucho. A este fenómeno se lo denomina ""saturación"" del V o VT.

¿Cómo afectan (1) el agua líquida y (2) el punto de rocío a presión al rendimiento?


  1. En presencia de agua líquida, las gotas de agua quedan atrapadas y se almacenan en el filtro, y el agua daña rápidamente el medio filtrante (espuma, fibra de vidrio, etc.). Dicho de otro modo, el agua líquida reduce el rendimiento del filtro y acorta su vida útil. Una solución para este problema consiste en utilizar un sistema separador de agua arriba de los filtros para separar la mayor parte del agua líquida. 
  2. Además de agua en estado líquido, también puede haber presente vapor de agua. El punto de rocío a presión (PRP) determina cuánto vapor de agua y cuántas gotitas de agua condensada hay en el aire comprimido. Los aumentos del PRP no tienen efecto alguno en el contenido de agua líquida siempre y cuando dicho PRP sea inferior al valor de temperatura del aire comprimido. Dado que son únicamente las gotas de agua en estado líquido las que afectan al rendimiento de los filtros coalescentes de polvo y aceite, y no el vapor, aumentar el PRP no afecta en absoluto a los filtros G, C, S & D (siempre que dicho PRP sea inferior al valor de temperatura del aire comprimido). Por otra parte, si se incrementa el PRP, también lo hace el contenido de agua en estado de vapor, el cual puede ser adsorbido por el carbón activado de los V y VT. Aumentar el PRP disminuye el rendimiento, por lo que es de enorme importancia emplear un secador delante de filtros V y VT.

¿Qué diferencia existe entre los modelos V y VT?

En aplicaciones críticas, siempre se recomienda instalar una torre de carbón activo VT, dado que este producto proporciona una protección óptima contra el vapor de aceite en caso de fluctuaciones en las cargas de aceite y variaciones de temperatura. Este modelo tiene una vida útil garantizada de 4000 horas. El V ofrece una protección básica contra el vapor de aceite y está pensado principalmente para la industria en general.

  V VT
Vida útil (horas) 1.000 4000
Temperatura máxima (°C) 35 66 (utilizar factores de corrección)
Rango de caudal (l/s) 10-8000 20-310

¿Por qué motivo la contrapresión puede afectar negativamente a la vida útil de los cartuchos de filtro?

La contrapresión puede hacer que los cartuchos de filtro implosionen. Si los cartuchos implosionan, el aire comprimido del cliente se contamina y es necesario sustituir los cartuchos de inmediato.

Para solucionar este problema, los cartuchos de filtro Pneumatech constan de dos núcleos fabricados en acero inoxidable perforado en lugar de núcleos de acero expandido, que son más débiles.

¿Quiere experimentar usted mismo la diferencia entre el acero expandido y el acero inoxidable perforado? Pida nuestra caja filtrante.

¿Cómo transformar los ppm en mg/m3?

Los ppm se utilizan con mucha frecuencia en documentos sobre pureza de aire para indicar la cantidad de "partes" de un contaminante presentes por millón de "partes" de aire de ejemplo. Se dará cuenta de inmediato de que la expresión "partes" es muy ambigua, no demasiado clara. Puede hacer referencia a partículas, masa, volumen, etc. En realidad, el término "partes" se refiere a masa, por lo que un valor de 1 ppm equivale a 1 mg de sustancia contaminante en 1 kg de aire. Teniendo en cuenta la densidad del aire a 20 grados centígrados como factor de conversión de ppm a mg/m3, 1 ppm corresponde a 1,2 mg/m3. Por consiguiente, el factor de conversión cambia al modificar la temperatura.

Propiedad Valor Unidad Explicación
Concentración de aceite 1 ppm mg de aceite/kg de aire
Densidad del aire a 20 °C x 1,2 kg/m3 factor de conversión
Concentración de aceite = 1,2 mg/m3 mg de aceite/m3 de aire

¿Qué es el MPPS?

MPPS: Most Penetrating Particle Size (tamaño de partícula más penetrante), el tamaño de las partículas en el que el valor de eficiencia es menor.


Una vez que una gotita de aceite haya chocado contra una fibra y haya quedado atrapada mediante alguno de los tres mecanismos correspondientes (impactación, intercepción o difusión; véase la pregunta 5), es posible calcular la eficiencia total del filtro. La eficiencia total del filtro para cada tamaño de partícula es el resultado de la combinación de estos tres mecanismos de filtración, tal y como se presenta en forma esquematizada en la figura que aparece a continuación (rojo: impactación, azul: intercepción y verde: difusión). Dicho de otra forma, es la suma de la eficiencia por impactación, intercepción y difusión.


Como se indica claramente en la figura que aparece a continuación, la dependencia que los mecanismos de captación tienen de los tamaños de las partículas hace que la curva de eficiencia presente un punto mínimo. En nuestras aplicaciones, este valor mínimo suele encontrarse en el intervalo de tamaños de entre 0,1 y 0,2 µm (en el ejemplo de la figura, el MPPS se encuentra en 0,15 µm). Estas partículas son las más difíciles de separar, por lo que al tamaño correspondiente se lo denomina "tamaño de partícula más penetrante": el MPPS. La ubicación exacta del MPPS, la importancia de cada mecanismo de filtración y la eficiencia total de la filtración dependen, p. ej., de la velocidad del aire, de la estructura interna del medio filtrante, de la distribución de tamaños del aceite y de la concentración del aceite.


¿Indica correctamente el manómetro diferencial la caída de presión de los filtros de aerosoles de aceite G y C?

Sí, no es correcto pensar que el manómetro diferencial no funcione correctamente como consecuencia de la contaminación de aceite. No obstante, la caída de presión de los filtros coalescentes permanece constante (aproximadamente) a lo largo de toda la vida útil de dichos filtros, por lo que no debe utilizarse como indicador de la necesidad de llevar a cabo tareas de mantenimiento.

¿Por qué no se indica la caída de presión en seco de los G y C en los datos del folleto?

La caída de presión en seco de los filtros de aerosoles de aceite es irrelevante. Tras unas 50 horas de funcionamiento (en función de la instalación y de las condiciones de funcionamiento), la caída de presión ya habrá alcanzado su estado estacionario ("caída de presión húmeda"), el cual permanecerá constante durante toda la vida útil del filtro. Este valor de caída de presión húmeda se indica en el folleto.

La caída de presión de los filtros de partículas S y D no alcanza ningún valor de estado estacionario, sino que aumenta lentamente a lo largo de la vida útil de estos. La velocidad a la que se produce el aumento de caída de presión depende de la cantidad de polvo. Es, por tanto, más sencillo indicar únicamente la caída de presión inicial ("caída de presión en seco") en lugar de la caída de presión durante el funcionamiento del filtro.

¿Cómo afecta la temperatura al rendimiento de los filtros?

El rendimiento de nuestros filtros coalescentes de aceite depende muy levemente de la temperatura, siempre y cuando no se supere la temperatura máxima de 66 °C (dado que las temperaturas superiores pueden dañar el medio filtrante).

Por tanto, no se necesita ningún factor de corrección para otras temperaturas de funcionamiento. Por otro lado, los filtros de vapor de aceite ven su rendimiento reducido a medida que aumenta la temperatura como consecuencia del incremento de la cantidad de gases. Por ello, el modelo V solo puede utilizarse a temperaturas de hasta 35 °C a fin de conservar sus 1000 horas de vida útil. Para el VT existen factores de corrección relacionados con la temperatura que deben emplearse para calcular el tamaño correspondiente y mantener las 4000 horas de vida útil.

Si desea obtener más información, no dude en ponerse en contacto con nosotros.